Cambio rodamientos lavadora

Se nos estropeó la lavadora, y bueno, leyendo por 20€ lo arreglas todo, cuesta poco dinero y algo de maña,.... bueno, nunca más lejos de la realidad.

Por pasos.

  1. Diagnóstico: Al lavar la ropa en la lavadora, salía la ropa sucia y con manchas. Además hacía un ruido espantoso. Como comentado al principio, debe ser un problema común, porque encontramos multitud de entradas en internet. Por lo visto, estaban rotos los rodamientos.
  2. Primeros pasos: Lo primero fue buscar los correspondientes rodamientos por internet (ver páginas de piezas de repuesto) y buscar tiendas que venden eso (ver http://www.paginas-amarillas.es/). Interesante: al menos en Zaragoza hay dos tiendas dedicadas exclusivamente a comercializar dichos productos.
  3. Manos a la obra: Lo más molón de estos asuntos es desmontar todo. He aquí el problema. Después de quitar la tapa trasera de la lavadora, no conseguimos aflojar la primera tuerca que fija el eje. La cabeza de la tuerca era de 6 puntas (llamada al parecer inviolable...). Después de casi 1h intentando aflojar la dichosa tuerca, y dar la lavadora casi por perdida, logró MuchoCierzo la gloriosa hazaña de aflojar el tornillo, y sin romper la cabeza.
  4. Siguientes pasos: Una vez abierto paso al eje, la pregunta era ¿como sacar los rodamientos?. ¿Hay que sacar el eje? ¿Se puede sacar el eje? Por supuesto, las lecturas en internet causaron confusión. ¿Por qué? Estoy tan acostumbrado a leer textos de los que no entiendo nada y que al finalizarlos no recuerdo absolutamente nada de lo que han dicho, que no me percaté de que eso era precisamente lo que pasaba. Con tánto tecnicismo, no sé de que me hablan. Por suerte no llegamos a desmontar toda la lavadora, como recomendaba algún foro. La cosa fue mucho más sencilla. En las páginas alemanas no paraban de hablar de un "Drehkreuz" (Kruz que gira???), y he aquí la solución: Cruz grandota, en la parte posterior del bombo!!! Con algo de maña (gracias a la racleta comprada para aflojar el tornillo del eje), ahora sí, desmontamos la dichosa cruz, en cuyo interior se encuentran los rodamientos.
  5. Fuerza bruta: Otro de los puntos que me gustan. Ya que los rodamientos estaban jodidos, los podía sacar destrozandolos aún más.
  6. La fuerza bruta no siempre funciona: ¿Meter los rodamientos con fuerza bruta? Ni de coña. Tampoco sirvió calentar la cruz en el fuego de la cocina y congelar los rodamientos. Acabé jodiendo uno de los rodamientos.
  7. Echar mano de recursos disponibles: Después de comprar un nuevo rodamiento y hablar con mi suegro sobre el tema, me acerqué acerqué al taller dónde suelo llevar el coche. Lijando el interior del eje y engrasando los rodamientos un poquito, los metió el mecánico con una prensa en menos de 3 minutos. Genial!!!
  8. Volver a montar todo:Volvimos a montar todo y no sobraron tornillos [:-)]. Además la máquina lleva varios pases de prueba, a 400rmp y 600rpm, y hace incluso menos ruido que antes. Genial!!!.







Concluyendo: Estas cosas sí son posibles, pero hay que esdrujarse algo la cabeza y tener sitio y tiempo. Además, si no hubiera echado mano del taller, nunca en la vida hubiera podido meter los rodamientos.

Publicar entrada

Posted in Categoría: |

2 comentarios:

  1. Mucho Cierzo Says:

    Enhorabuena!!! Esto ya es bricolaje avanzado; ya sabes que yo hubiera apostado por lavadora nueva al día siguiente.

    Racleta -> Carracla

  2. Zampatortas Says:

    Bueno :) y no me digas que no has disfrutado al menos al desatornillar la dichosa tuerca. :=))))